web analytics
Hombre trabajando en casa o teletrabajando
En estos tiempos que corren, son muchas las personas que optan por el autoempleo y por montar la oficina en su propia casa. Algunas empresas también ofrecen la posibilidad de teletrabajar algunos días de la semana, realizando las mismas tareas que haría en su oficina pero desde casa. Mezclar la vida laboral con la personal, el trabajo con el descanso y el hogar no es una tarea sencilla. Aquí van algunos consejos para aquellos que deciden trabajar desde casa:
    • Fija un horario. Puedes ser flexible en este horario, pero intenta que no sobrepase de 1 hora de margen y que, en total, sumen una media de 7 horas diarias.
    • Ten una zona exclusivamente de trabajo, un despacho. Si es posible, es preferible que sea una habitación o un espacio claramente diferenciado por un biombo en el que solo entres a trabajar y a nada más.
    • Deja el ordenador tranquilo. Si trabajas con un ordenador portátil, es importante que no lo saques de la habitación o del espacio destinado al trabajo. Intenta disponer de otro para las horas de ocio que pasas con el ordenador.
    • Tómate descansos. Es conveniente cada dos horas ir a la cocina, a otra habitación o a una zona habilitada como office para tomarte un descanso, realizar estiramientos de espalda e hidratarte.
    • Diferencia el teléfono personal del del trabajo. Si puede ser, ten un teléfono móvil para el trabajo y otro para uso personal. Apaga el del trabajo cuando finalice tu horario laboral.
    • Fíjate objetivos. Es bueno fijar objetivos mínimos y máximos diarios, semanales y mensuales e ir revisándolos. Al no tener un jefe o supervisor, es difícil cumplir con tus objetivos a tiempo y se suelen ir posponiendo, así que tienes que ser exigente contigo mismo y ser consecuente.
    • Toma conciencia de los momentos de navegar en Internet por ocio. Aprovecha tus momentos de descanso para visitar webs por ocio o redes sociales, pero asegúrate de hacerlo tan solo una vez por hora y que no las visitas no sobrepasen los 5 ó 10 minutos.
    • Respeta  la ergonomía. Es aconsejable no trabajar tumbado o semirecostado en la cama o en el sofá, puesto que es perjudicial para cuello y espalda. Es recomendable tener una silla especial y una mesa de ordenador donde se respecten las máximas de la buena salud o higiene postural.
    • Haz balances e informes (aunque sean mentales) diarios, semanales y mensuales del trabajo hecho que contrasten con los objetivos que te habías propuesto y de piensa de qué manera puedes aumentar tu productividad.
    • Realiza actividades físicas. Es aconsejable realizar algún deporte, talleres artesanales, estudiar idiomas etc. fuera de casa. De este modo, podrás pasar, al menos, 2 ó 3 horas fuera de casa, lo cual te beneficiará mental y físicamente.
    • Haz redes de networking para no sentirte muy solo o sola. Frecuenta siempre que puedas colegas del mismo sector para comentar avances y problemas.