web analytics

Consejos aprender inglés

En esta época, saber inglés se ha convertido en algo indispensable, tanto para el trabajo, como para viajar o como para enterarte de toda la información que hay en Internet. No es un idioma fácil, pero si sigues estos consejos, seguro que te resultará más fácil aprender este idioma de una forma más fácil, agradable y rápida:
  • Respira hondo y habla

Mientras más pienses en que tienes que hablar inglés en público, más nervioso te pones. La próxima vez que estés en clase de inglés o hables con alguien en inglés, cuenta cuántas veces hablas. Después de eso, intenta hablar más. Si hablas una vez hoy, en la próxima clase intenta hablar dos o tres veces. Mientras más hables, antes sabrás cómo comunicarte de modo adecuado.

  • No te culpes por no saberlo todo o por no hablar inglés

Estás estudiando inglés, ya lo estás intentando, ¿verdad? Eso es lo que importa. ¿A que no dices: “No sé cocinar eso” y dejas de cocinar cosas nuevas? Simplemente, tienes que hacerlo lo mejor que puedas, a tu ritmo, y mientras más tiempo pase, más cosas sabrás si sigues estudiando. La próxima vez que alguien te hable en inglés no digas “no hablo inglés”. En vez de eso, puedes decir: “Estoy estudiando inglés. ¿Puedes hablar más despacio?” (“I am learning English. Could you speak a little slower?”) o quizás, pedir que te lo repitan (“Could you repeat that?”).

  • Para de traducir palabra por palabra a tu idioma

Traducir todo palabra por palabra a tu idioma materno es un gran error cuando estudias inglés. Para de hacerlo ahora mismo. Traducirlo todo está ralentizando tu proceso de aprendizaje. Cuando escuches a una persona hablar inglés, trata de escuchar las palabras que entiendas, usa pistas contextuales para tratar de deducir lo que están diciendo (si señalan a algo o hacen algún gesto, por ejemplo).

  • Entrena tus oídos para que entiendan

Necesitas concentrarte y escuchar. Entrena a tus oídos y haz que escuchen palabras que entiendes. Intenta escuchar patrones que se repitan, no te fijes sólo en verbos o palabras, fíjate en la frase entera. Lo mejor para ello es ver películas y series en inglés, así como música y televisión (en mi opinión, son preferibles las dos primeras). Si entrenas tu oído, empezarás automáticamente a entender mucho más cuando la gente te habla sin ser consciente del proceso de aprendizaje siquiera, porque habrás interiorizado esas estructuras.

  • No temas cometer errores

El miedo puede hacer que dejes de aprender inglés. Normalmente, la gente tiene miedo de que se rían de ella si cometen un error. A veces, aunque conozcas las reglas gramaticales, es difícil tener una conversación en inglés y decirlo todo correctamente. Necesitas dejarte llevar y relajarte. Aunque no digas las frase de un modo gramaticalmente perfecto, si le pones un poco de buena pronunciación y te implicas en el proceso comunicativo, te van a entender. Si quieres mejorar y hay cierta confianza, pide a tu interlocutor que te corrija lo que digas mal, sin miedo.

  • Sigue intentándolo y no te rindas

Los atletas profesionales entrenan un montón, no nacieron siendo así. El trabajo duro y las horas son lo que les convierten en buenos en su materia. Seguro que empezaron cometiendo errores y han ido mejorando con el tiempo. Mientras más practiques el inglés, por ejemplo, leyendo artículos en Internet, escuchando inglés en radios online, viendo series y escribiendo, por ejemplo, en chats y foros online, antes aprenderás este idioma. Si te animas, incluso puedes realizar videoconferencias o quedar con un tándem para practicar el “speaking”, de modo que cada vez hables de un modo más fluido.

  • Ten contigo un pequeño cuaderno y escribe las frases más importantes

Anota frases enteras que escuches. Puedes escribirlas porque crees que podrás usarlas en un futuro, porque has aprendido algo nuevo porque no las entiendes. Cuando le eches de nuevo un vistazo al cuaderno dentro de un tiempo, tendrás la frase entera, y no una sola palabra sin ejemplos, así será más fácil estudiarlo o, simplemente, recordarlo.

  • No te des charlas negativas a ti mismo

Quítate dela cabeza frases negativas del tipo “Nunca aprenderás inglés” o “Qué tonto soy, siempre cometo errores” o “Nunca sé qué decir, el inglés es muy difícil”. ¿Cómo puedes corregirlas? Primero, reconoce que estás siendo negativo. Después, reformula la frase en positivo diciendo: “El inglés es difícil pero voy a seguir intentándolo porque creo que algún día lo conseguiré”.

  • Ponte metas: tienes que saber por qué estás estudiando inglés.

Antes de nada, tienes que saber qué quieres conseguir, si hablar inglés de forma fluida, conseguir un trabajo en donde se hable en inglés, viajar a un país de habla inglesa, si lo necesitas para universidad o si simplemente quieres hablarlo porque tus amigos lo hablan y quieres estar en sintonía con ellos.
Tienes que marcarte algunas metas, por ejemplo: ¿cuánto tiempo vas a estudiar inglés? (Unos meses, uns años…), ¿Cómo vas a estudiarlo? (yendo a clases particulares o en grupo, viajando al país, hablando con un tándem…), ¿Qué quieres aprender específicamente? (lo básico para viajar, inglés técnico para una materia, etc.). Plantéate objetivos y un tiempo prudente para conseguirlos.

  • Prueba algo nuevo

Si has estado estudiando inglés durante muchísimos años con el mismo método y no te funciona, tienes que probar algo nuevo. Puedes escuchar podcasts de radios, tomar clases de inglés online, ver la televisión en inglés, ver lecciones de inglés en Youtube, tomar clases de otro profesor o hacer un intercambio de idiomas online o en tu ciudad si encuentras a un tándem, echarte a un amigo nativo, etc.

  • Tira tu libro de gramática por la ventana

Vale, sólo es una broma, pero no te agobies con tu libro de gramática. Estamos de acuerdo en que es básico y una buena guía, pero no es el único recurso para aprender idiomas. Sólo acude a él cuando tengas dudas, pero tienes que centrarte en ti, en lo que necesitas aprender y en cómo aprender mejor. Por ejemplo, algunos estudiantes preferirán leer un libro sencillo narrado en pasado que aprenderse una tabla con todos los verbos y otros, justo lo contrario. Descubre tu modo de aprendizaje y de qué manera te entran mejor las cosas en la cabeza.