web analytics
  • Reduce el tiempo de exposición a la pantalla antes de dormir

Deja de revisar tu correo o de ver la televisión justo antes de irte a la cama y dormirás mejor. Un estudio reciente demuestra que la gente que consume medios electrónicos antes de irse a dormir tiene una peor calidad de sueño, ya que la luz parpadeante que emiten estimulan el cerebro de un modo diferente al que el cuerpo quiere ir, que es hacia el sueño.

  • Haz ejercicio para mejorar el sueño

Ya sabes que hacer ejercicio tiene muchísimos beneficios para la salud, y una buena noche de sueño es uno de ellos. Eso sí, asegúrate de que el ejercicio se realiza durante la mañana o la tarde, no por la noche, ya que puede desvelarte.

  • Come ciertos alimentos para dormir mejor

Algunos alimentos contribuyen a dormir mejor que otros. Ya sabes que la leche caliente (si no eres intolerante a la lactosa) y el té de camomila ayudan, pero también el pavo, los plátanos, la patata, el pan integral y la avena. Evita las cenas copiosas y con demasiada grasa.

  • Domina el poder de una siesta

Poco a poco, los beneficios de dormir una siesta de 20 minutos están ganando reconocimiento mundial, así que las grandes compañías están instalado una especie de cápsulas con camas en las oficinas y ay aplicaciones como Pzziz que nos ayudan a que nuestra siesta sea aún mejor.

 

  • Evita la horrible alarma del despertador

A nadie le gusta empezar el día con el horrible sonido de la alarma del despertador, aunque algunos dormilones ignoran cualquier otro sonido que sea más suave. Es mejor que te despiertes con un sonido gradual y agradable, como el de un programa de radio que te guste o una canción.

  • Resuelve problemas mientras duermes

¿Estás pensando demasiado en una decisión dura, estás atascado en un rollo o estás pasando un mal rato resolviendo un problema complejo? Un estudio demuestra que dormir un rato te ayuda a enfrentarte a los problemas y a resolver decisiones duras.

  • Combate el insomnio con visualización

No hay nada peor que estar despierto toda la noche. Cuando el insomnio llama a tu puerta, utiliza una técnica de visualización meditativa auto-dirigida para calmar el zumbido de una mente que va muy deprisa.

  • Corta una larga siesta con una cuchara

El artista de la siesta por excelencia es Dalí. Él tenía una técnica interesante que consistía en cerrar los ojos durante unos segundos, una microsiesta. Sostenía una cuchara entre los dedos y, cuando perdía la conciencia, se le caía y se despertada. Eso bastaba para no tener sueño durante horas.

  • Toma una siesta de cafeína

¿Necesitas un empujón para acabar con ese sueño que te retumba en la cabeza? Toma una taza de café y, acto seguido, toma una siesta de 15 minutos para reiniciar tu cerebro y ponerte en marcha de nuevo.

  • Enséñate a ti mismo a tener un sueño lúcido

¿Has tenido una pesadilla? Intenta manejarlas y saber que estás soñando mientras lo estás haciendo. El sueño lúcido nos abre un mundo de posibilidades para controlar nuestros sueños. Enséñate a ti mismo a tenerlos teniendo un diario de sueños y aprendiendo otras técnicas de llevar el sueño.